Volver a las Montañas del Valle Sagrado de Los Incas con algunos amigos


Después de varias reuniones se concretó nuestro viaje de apoyo social entre dos organismos muy importantes: Qosqo Maki y La Cite D’Or. Quisimos darles a los jóvenes de Qosqo Maki un día diferente sin ruidos, sin un día ajetreado, sin un día de trabajo, que pudieran ver los lindos paisajes, sentir el calor de la gente, impregnarse de nuestra historia.

 

Un día sin brújula, sin agenda y con mucho tiempo para disfrutar: alguna vez nos habíamos preguntado si podíamos hacer un viaje entre amigos y por fin lo estamos haciendo. En el trayecto dimos algunas indicaciones de los diferentes lugares que visitaríamos y las actividades que haríamos en este día tan especial.

 

Mientras los gallos cantaban, nosotros visitábamos Chinchero. El lugar era solo para nosotros, los jóvenes disfrutaron de la amplitud del lugar, corrieron libres olvidando toda realidad. Perdimos un zapato pero un príncipe lo encontró. Seguidamente un buen desayuno servido por un taller de artesanía de Chinchero nos restauró y pudimos caminar cerca al lago de Piuray, conversando del pasado, del presente y del futuro.

 

 

Unos ramos de señoras vestidas con ropas tradicionales nos esperaban para mostrarnos todas sus actividades, pero lo que más nos impresionó fue el teñido con las plantas. Los dioses de nuestra Pachamama nos regalaron plantas, minerales, raíces para poner color a nuestras vestimentas, casi como el color de las flores.

 

Un rico olor que venía de la cocina nos abrió el apetito: empezamos con un plato de sopa calientita y sabrosa, el segundo ni que decir a base de nuestra exquisita quinua nos quedamos con las ganas de comer un poquito más.

 

El final del día fue más relajado todos nos pusimos a jugar y todos ganamos al final del día.

 

Fue una experiencia muy encantadora para todos los integrantes de La Cite D’Or. Gracias a Qosqo Maki por habernos permitido compartir y convivir con estos jóvenes que son parte principal para ustedes como asociación y haberles robado una sonrisa a cada uno de ellos fue excelente siempre los recordaremos.

 

 

Gladys Morales y Luis Ttito Carreño
Socios y guías de la agencia Cité d’Or

 

 

Gracias a la agencia Cité d’Or por la organización de esta salida para nuestros jóvenes y el equipo Qosqo Maki.