Enseñanzas más allá de un evento


 

Estamos acostumbrados a ver de manera superficial los eventos importantes, lo bien que salió el espectáculo, la satisfacción del publico después de apreciar una presentación, todo es alegría y felicidad. Más allá de estas emociones a la vista, el evento de inauguración de la nueva sala cultural de Qosqo Maki, nos dejó una impresión importante sobre el trabajo y participación de los usuarios del dormitorio detrás de bambalinas.

 

Shakim, un joven de 14 años demostró que tiene potencial para desarrollar una actividad comercial, él, tomo la responsabilidad de asumir el compromiso de comprar, preparar y vender canchitas con refresco de maíz morado en la previa a la inauguración de la sala cultural.

 

Recibió la idea de reutilizar papel de los sacos de azúcar para elaborar “cucuruchos”, que es darle forma de cono al papel a modo de recipiente para ofrecer las canchitas. Su empeño fue más allá, con mucho entusiasmo ofreció las palomitas de maíz y los clientes fueron atraídos por su carisma, la venta fue un éxito, porque los clientes se vieron compensados cuando les aumento (yapa en término quechua) las canchitas de propia iniciativa, concluyendo para su satisfacción personal que tiene condiciones para entrar en el ámbito comercial en su futuro laboral.

 

La interacción que realizo con el público fue natural, nada imaginado para un chico que tiene mucha timidez para socializar pero basto para él, asumir el desafío de emprender una actividad comercial. Se trata de darle la confianza y seguridad, apelar a su creatividad y pueda descubrir una habilidad a desarrollar.

 

El equipo de educadores del dormitorio & Shakim